martes, 6 de abril de 2010

Primavera


Primavera

Y después de tan largo invierno
de repente todo se enciende
en fosforescente milagro.

Llegó por fin la primavera.
Tras una intensa y violenta tempestad,
llegó con su estallido florido de ilusiones y esperanzas.
Llegó incluso a las colas del paro y del pan.

Estalló la primavera en los campos de batalla
Todos enterraron sus hachas y atomizadas espadas.
Quedó atrás el violento invierno con sus oscuros sentimientos.

Salieron los niños de laberintos inciertos
a liberar a sus pájaros, a soltarlos al viento.

Llegó con estornudos y picores de ojos en esta danza
traviesa que el polen nos deja.
Mariposas revolotean ya,
en ríos de sangre que la primavera altera.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Despertador, muchas gracias por tu poema. Una vez más, es bonito ver cómo puedes describirnos la llegada de la primavera con una poesía tan bonita. Me encanta el juego con la fotografía, nos hablas con tus palabras y tus imágenes. Y como dices.. Quedó atrás el violento invierno con sus oscuros sentimientos ... y llegó la primavera. Espero impaciente tu próximo poema.

Anónimo dijo...

Lo prometido es deuda y aquí estoy leyendo tus poemas.
Me gusta mucho esto que dices:

Salieron los niños de laberintos inciertos

a liberar a sus pájaros, a soltarlos al viento.

Me gusta todo lo demás, pero estas dos frases me transmite algo muy lindo. Gracias.

Maharani de Jaipur

Anónimo dijo...

Primavera intempestiva, inocencia de capullos que nada saben e ingenuamente prometen, furia por la vida que es destrucción necesaria tambien de todo lo viejo, una muerte de corteza invernal, pisotear los oscuros sentimientos invernales. Eterno retorno de la creación, pero sin embargo siempre distinta, ilógica, inexplicable... como la cadencia del canto de los vencejos que al caer la tarde nos regalan con su danza aérea
Inspirada en Nietzsche, ayer te respondi al comentario pero al parecer no se publico. Celebro las magnificas creaciones que nos expones en tu blog.
Siempre es un placer volver a verte. Cuidate, un abrazo y hasta la proxima
Laura

El despertador dijo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Cada uno de ellos es muy significativo para mi en este intento de expresar sentimientos que cada día estoy convencido se van haciendo generales. Poder despertar emociones y complicidad en los lectores es mi máxima recompensa.
Os amo y os abrazo con la mayor intensidad.

Anónimo dijo...

En el fondo un poema no es algo que se ve, sino la luz que nos permite ver. Y lo que vemos es la vida. Robert Penn