sábado, 13 de diciembre de 2014

Encrucijada


Encrucijada

Un par de copas más antes de entonar el himno de la nostalgia.

Invocando a los espíritus en medio de esta encrucijada.

Otra vez arrastrándome  al punto de partida...a esta maldita encrucijada.

No me acuerdo si antes cogí el camino de la izquierda, centro o derecha.

Me da la impresión que los cogí todos.

Con mi voz rota de agonía
 invoco una vez más a los espíritus.

Inocente anhelo de algo fuera del alcance.

El bien y el mal se disfrazan en esta encrucijada;

En esta fiesta perversa de disfraces.

Inclinado bajo esta torrencial lluvia

me cansé de mantener los brazos en alto

y golpeé la tierra  enterrando mis manos

en sus entrañas, buscando respuestas en la madre tierra.

Creo ver una luz dentro del más oscuro agujero

No todo esta perdido.
 Escucho una llamada a lo lejos.

Camarero la cuenta por favor.
*




3 comentarios:

comicaginário dijo...

Sempre com os teus belos poemas.
Que é feito de ti Carlos? Dá noticias. António

Carlos Pérez dijo...

Querido Antonio, tanto tiempo sin noticias tuyas. Estoy en Madrid. Ya te escribo un email.

Daniel Ruiz Lorente dijo...

Muy bueno. Como siempre, entre los versos, aparece un gran pasaje que hará recordar el Poema al lector:
"Inclinado bajo esta torrencial lluvia, me cansé de mantener los brazos en alto y golpeé la tierra, enterrando mis manos en sus entrañas, buscando respuestas en la madre tierra."
Magnífico. (Y genialidad ese final, que te baja a la realidad con un golpe de humor). Saludos, Maestro.