jueves, 24 de abril de 2014

Soldaditos de Plomo


Foto cortesía de Daniel Ruiz Lorente


Soldaditos de Plomo
 (Niños guerreros)


Nessun dorma!
Nessun dorma!

La Bestia Salvaje despertó a tu hermana a medianoche

le arrancó la muñeca, la hizo su esclava y víctima de guerra.

Te contaron mentiras sobre razas superiores
 y otras inferiores para dormir.
Sin darte cuenta
te cambiaron la pelota por un fusil

Te señalaron un  falso enemigo y fuiste a por él
Soldadito de plomo,
soldadito de plomo!
Bienvenido a esta lucha sin cuartel.

Oscuras trincheras por hogar,
donde niños disparan a niños.
Niños disparan a hombres,
Hombres masacran a niños.

Lloras en tus sueños.
Se acabaron las lagrimas en la cruda realidad.

Prisioneros de la guerra.
Niños viejos. Niños guerrilleros,
Matar fue solo cuestión de tiempo.
Morir o vivir.

Sierra Leona devora a sus críos.
Tierra Santa devora a sus hijos.

Niños suicidas cruzando en fuego abierto.
Minas mariposas al alcance de tu mano,
niños mutilados en campos de exterminios.
Niños desconsolados.

Escuelas desiertas
Niños en guerra.

Zapatillas que vuelan mientras pierdes tus piernas.
Buitres al acecho con lo que queda.

La Bestia dinamita tu inocencia mientras te promete el Olimpo
donde Saturno no deja de devorar a sus hijos.
.

Tambores de guerra retumban en la tierra
Padres y madres sin enterrar
en medio de la calzada están.
No más canciones de amor.
Niños solos en la encrucijada.
Detonación, mutilación.


Nerones modernos los sacrifican

en holocaustos sangrientos a Baal.

Gris metal, oscuros designios.
Generales psicópatas.
Zapatitos en el camino,
¿Por qué, para qué, para quién?


Niños y adultos sueñan con despertar de esta pesadilla.

Nessun dorma. Nessun dorma!

Un arco iris, luz al final del camino,
Colores cálidos, amarillo, rojo, naranja.
Un sendero de vuelta al paraíso.

Liberad a los niños
impedid que  los secuestre la Bestia en su gris humareda.

Carruseles, payasos, osos de peluche
Dulces sueños en los brazos de Morfeo.
Correr por  verdes bosques, cantar con los pájaros
Rodar por dunas de arena
Nadar en la alberca
Jugar con un perro

Risas inocentes
Deliciosa metamorfosis

Soldadito combustible de papel.
Tanta fragilidad.
No te rindas porque al alba vencerás, vencerás.
*


Dedicado a todos los niños esclavos de los señores de la guerra y la Bestia Salvaje del poder y la codicia. Niños sacrificados por millares en este mundo despiadado,







Pero sé que al alba vencerán vencerán.

3 comentarios:

Daniel Ruiz Lorente dijo...

Tremendo, a la altura del drama expuesto...
"La Bestia dinamita tu inocencia mientras te promete el Olimpo
donde Saturno no deja de devorar a sus hijos". Magistral.

Milagros H dijo...

Muy interesante!

Roxy Moran dijo...

Muy buena Carlos. Eres un poeta!